diferencias-entr-nacionalidad-y-ciudadania

Diferencia entre nacionalidad y ciudadanía: las palabras no son sinónimas

Se engaña quien piensa que la nacionalidad y la ciudadanía significan lo mismo.

En este artículo vamos a explicar la diferencia entre nacionalidad y ciudadanía y doble nacionalidad y doble ciudadanía. ¡Tome nota!

Diferencia entre nacionalidad y ciudadanía

Muchas veces, los términos “nacionalidad” y “ciudadanía” son vistos como sinónimos y hay mucha confusión en relación a sus conceptos. Por eso, explicaremos la diferencia entre nacionalidad y ciudadanía.

Según Eurostat, el servicio estadístico de la Unión Europea (UE) que publica estadísticas e indicadores europeos, casi un millón de personas han adquirido la nacionalidad de algún país de la Unión Europea en 2016.

Según la fuente, la mayoría de nacionalidades europeas entre los latinos se obtuvo en España (23% de todas las adquisiciones).

De 2010 a 2016, casi 80.000 latinos consiguieron la ciudadanía española, según el sitio BBC News.

Entienda más sobre el tema a continuación.

Nacionalidad

De acuerdo con el artículo 15 de la Declaración Universal de Derechos Humanos – “Todo individuo tiene derecho a tener una nacionalidad”.
El concepto de nacionalidad está vinculado a la pertenencia de determinado individuo a un país.

Esto significa que los vínculos históricos y culturales se comparte con un determinado grupo de personas (que habita el país).

Cada país define los requisitos para tener la nacionalidad, de acuerdo con sus leyes. En general, son:

  • Jus solis, por lugar de nacimiento: nacionalidad obtenida a través del lugar de su nacimiento; o
  • Jus sanguinis, derecho de sangre, por descendencia: cuando, por ejemplo, un individuo no nació en España, pero su padre o madre tiene nacionalidad española, entonces tiene el derecho a la nacionalidad española.

La nacionalidad no siempre garantiza una ciudadanía.

Ciudadanía

El concepto de ciudadanía está relacionado con su nacionalidad. Sin embargo, es posible tener la nacionalidad de un país y no ser ciudadano. La diferencia entre nacionalidad y ciudadanía está en el siguiente hecho: jurídicamente, ciudadano es una persona que posee derechos y deberes civiles y políticos de un Estado.

Las personas forman el Estado y todos son, por derecho, partes de una nación desde que nacen. La ciudadanía está relacionada con el conjunto de derechos y deberes de una persona dentro de un territorio.

Hay varias formas de ejercer la ciudadanía, como por ejemplo, a través del voto electoral, que es un deber y un derecho político de todo ciudadano, del cumplimiento de las leyes, que es deber todos, y del derecho de ir y venir, que debe ser común a todos los ciudadanos.

diferencias-entr-nacionalidad-y-ciudadania

Doble nacionalidad y doble ciudadanía

La doble nacionalidad es comúnmente llamada doble ciudadanía. Tener doble nacionalidad es cuando un individuo consigue ser titular de dos naciones al mismo tiempo.

La principal ventaja de tener doble nacionalidad, es la posibilidad de vivir sin la necesidad de visado.

De esta forma, es más simple estudiar y trabajar en dicho país.

Es bueno investigar mucho antes de solicitar su ciudadanía (si tiene derecho), pues con ella tiene derechos y deberes como ciudadano, entre ellos, por ejemplo, el pago de impuestos, dependiendo del país.

Los latinoamericanos pueden tener doble o hasta múltiples nacionalidades / ciudadanías en dos casos:

  • Cuando la nacionalidad originaria es reconocida por la ley extranjera. En este caso, la nacionalidad deriva de la ley extranjera, que distingue como nacionales aquellos nacidos en su territorio o hijos / descendientes de sus ciudadanos nacionales; y
  • Cuando la norma extranjera proporciona la nacionalidad, por medio del proceso de nacionalización, como condición para su permanencia en su territorio o para ejercer derechos civiles.

Pero no siempre doble nacionalidad significa doble ciudadanía

En Japón, por ejemplo, un nacional sólo es ciudadano del país después de sus 21 años de edad.

Esto muestra la diferencia entre nacionalidad y ciudadanía.

Por lo tanto, si obtiene una segunda nacionalidad, no necesariamente tendrá una segunda ciudadanía.

Esto porque si un individuo es nacional significa decir que pertenece a esa nación.

Ya la ciudadanía quiere decir que tiene derechos y deberes políticos en esa nación.

Por lo tanto, es necesario verificar las leyes de cada país.

Te puede interesar: Vivir en Francia